Blog

Más de un 1 Km de soluciones para divulgar la ciencia

  |   Blog   |   No comment

En 2008, Universum, el Museo de Ciencias de la UNAM, inició un proceso de renovación que contempló adecuaciones de obra civil y el desarrollo de elementos de diseño gráfico que dieran respuesta a las necesidades de imagen y mantenimiento. La iluminación significó un reto importante pues se requería de un sistema versátil y flexible, pero que además contara con una tecnología que asegurara su permanencia en el mercado.

 

La arquitecta Lourdes Guevara Saldaña, Directora de Exposiciones de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia nos habla de la relación profesional que tienen con Volta G Iluminación para los proyectos de Universum: “Conocimos a Juan Pablo Gadsden y le dijimos: necesitamos una solución real, que sea muy versátil, que sea modular, que nos permita fácil adaptación y cambio, con permanencia en el mercado”, menciona al hablar del respaldo que han tenido por parte de la compañía.

 

Un Museo que no nació para serlo

 

Para hablar de la iluminación de Universum, es necesario partir de que sus instalaciones no fueron proyectadas para desempeñar la función de un Museo: “Nuestro caso es tener que lidiar con un edificio que tenía otro uso y que cambió para ser museo, esa es nuestra primera condición, que no es exactamente el mejor modelo de trabajo, pero esa es nuestra realidad”, comenta la arquitecta Guevara.

 

La renovación de las salas de Universum se hizo en un periodo de tres años. Se trata de un espacio de 4 mil metros cuadrados que necesitó el desarrollo de un sistema que permitiera cambiar de decisiones de manera inmediata. “Todas esas condiciones nos orientaron a que Volta G nos propusiera sistemas, y el que actualmente está instalado responde a muchas de esas necesidades.

 

Una luz “más libre”

 

Al caminar por las salas de Universum se percibe una variedad de ambientes y niveles de iluminación; hay salas en los que son bajos, en otras la iluminación está dirigida con un acento más dramático, y otras en las que se usa de manera homogénea la luz natural. “A lo largo de 20 años hemos sido un catálogo de soluciones,-señala la arquitecta Guevara- en este periodo creo que es un acierto haber aplicado un sistema flexible de rieles y no dar golpes de timón en el tema de iluminación”.

 

No hay fórmulas en un proyecto de iluminación, mucho menos para el de un museo de Ciencias. De acuerdo con la arquitecta Guevara, en Universum “optamos por tener una fuente de luz mucho más homogénea. Lo que pretendemos es que el público pueda transitar libremente, sin rutas, y sin los destellos de la luz dirigida, que impide apreciar bien los materiales interactivos. Utilizamos algunos acentos para marcar los modelos o reproducciones que queremos destacar, donde normalmente el público se toma la foto”.

 

Gracias a la buena combinación del sistema de iluminación desarrollado por Volta G con los materiales de apoyo gráfico y las mamparas, se cambia la idea general que se tiene sobre los museos, en donde existe una ruta predefinida.

 

Otros estilos

 

Aunque el trabajo de iluminación museográfica llega a pasar “desapercibido” para el visitante, necesita de una combinación entre el conocimiento técnico del diseñador de iluminación y otras disciplinas para lograr trascender las obras y espacios arquitectónicos. Cada diseñador o proyectista tiene su estilo: están quienes trabajan de la mano del curador, cuidando el más mínimo detalle de la obra, y otros que optan por crear espacios más libres, para que el visitante sea quien “descubra”.

 

“A veces escucho a algunos diseñadores y despachos, que para iniciar el diseño de sus proyectos parten de zonas oscuras; yo no conozco esa realidad”. Mencionó la arquitecta Guevara.

 

Monitoreo-Percepción

 

Universum se ha ocupado de medir la experiencia del visitante mediante encuestas. La intención es que la gente evalúe el entorno del museo, una actividad que ha arrojado resultados positivos para la Dirección General de la Ciencia: “No habíamos tomado la relevancia y el lugar adecuado a las fuentes de luz, hasta que decidimos que la iluminación es un factor importantísimo para lo que queríamos comunicar al público, creo que, de acuerdo a los estudios de público y encuestas de opinión, la calificación en el servicio, la gente sale satisfecha, por lo que hay que estar renovándose, y sorprender al visitante siempre con algo nuevo y diferente, ese es el reto constante”, declaró la arquitecta Guevara.

 

Para finalizar, la arquitecta Lourdes Guevara confiesa no ser experta en iluminación, “nos hemos formado con criterios de diseño y museografía que tratamos de aplicar, y aquí hemos sido muy respetuosos y hemos acudido a los expertos para que nos asesoren, porque no podemos hacer todo, pero cuando haces mancuerna e incorporas la opinión del especialista, como Volta G, los resultados son positivos”.

 

Queremos cerrar este artículo con una invitación para visitar Universum, un espacio no solo para estudiantes, sino que cualquier persona, con un poco de inquietud por conocer, podrá disfrutar; y para quienes tienen el “virus de la luz” se podrán encontrar con la puesta en práctica de soluciones de iluminación funcionales que van más allá del concepto, pues se trata de un espacio versátil y que aunque la muestra sea diferente, “se verá bien”.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Cargando…